.

Review: ‘Concrete and Gold’ de Foo Fighters

Hablar sobre un álbum nuevo de los Foo, es una de las mejores cosas que podrías hacer si te gusta escribir sobre hitos importantes. Foo Fighters son los amos y señores del rock de esta era y ese mérito nadie se los regaló. Son 22 años de trabajo e innovación, para llegar a ser lo que son. Esta vez presentan el súper anticipado ‘Concrete and Gold’, su noveno álbum de estudio.

A lo largo de la historia, nos hemos encontrado con muchas “bandas generacionales”, que son aquellas que marcan una época, un estilo y por supuesto, a una generación. Esto varía según la banda, gustos musicales y personas involucradas. Foo Fighters es (por lejos) la banda que mejor representa esta generación, digan lo que digan y hagan lo que hagan, creo que no hay manera de dudar esta hecho.

Algo que me encanta de Foo Fighters, es que son una banda de altibajos, ya que han tenido discos épicos y discos para el olvido. Han estado a punto de disolverse, pero reviven y se hacen mejores antes las adversidades. Todo esto a traído hermosas consecuencias como ‘Wasting Light’, álbum con el que la banda renació de una manera impresionante y se consagraron una vez más ante las duras críticas que habían recibido. Lo opuesto pasó con el sucesor ‘Sonic Highways’, un disco que buscó plasmar el sonido del rock en las ciudades musicales de Estados Unidos para cada una de sus canciones. Si bien fue un proyecto pretencioso, el sonido del álbum a nivel general, no cumplió.

Concrete and Gold

Dave Grohl describió ‘Concrete and Gold’, como “la versión que Motörhead haría del ‘Sgt. Pepper’s’ de The Beatles”. También dijo que “es un disco en el que los extremos del hard rock y la sensibilidad del pop chocan”. Honestamente falló en su primera explicación, aunque en la segunda, podría decir que si, pero no del todo.

Durante la respectiva primera escuchada, mi criterio fue “¡Si! ¡Los Foo lo hicieron otra vez!”, pero recordé que si iba a escribir una reseña tenía que sacarme la camiseta de fan y escucharlo nuevamente. Allí fue cuando concluí con “Ok. Es un disco bueno, pero esperaba más”.

El hecho de “esperar más” de un disco, no quiere decir que este sea mediocre o malo. Es como cuando ves un partido de Messi donde no hace tres goles, pero da tres asistencias y genera una expulsión al equipo contrario. Este ejemplo aplica para ‘Concrete and Gold’, un disco que no pasa desapercibido pero que te deja con ganas de algo más.

Eso si, la grabación y producción fácilmente entran en el top ten de los discos de este año. Lógicamente, Foo Fighters están a un nivel de hacer lo que les venga en gana y de experimentar con todo lo que cualquier artista se limita por darle prioridad a otras cosas. De estos experimentos pueden salir productos brutales o fracasos totales.

En ‘Concrete and Gold’ puedes respirar ese aire retro a través de las guitarras distorsionadas que suenan muy Foo Fighters, voces e instrumentos perfectamente ejecutados y pulidos hasta el más mínimo detalle. También hay baladas y melodías pop, que combinan (una vez más) la fórmula perfecta de Grohl: rock para estadios.

Es un disco con colaboraciones épicas, pero casi que sin crédito, ya que si no te lo dicen, jamás te darías cuenta que Paul McCartney, Justin Timberlake, Lady Gaga, Jason Bonham, Dave Koz y Alison Mosshart tienen participación en esta producción.

‘Concrete and Gold’ tiene once canciones nuevas grabadas en los célebres EastWest Studios de Hollywood y fue producido artísticamente por Greg Kurstin, el mismo que metió mano en los últimos discos de Sia y Adele.

No hay mejor manera de explicar como se realizó este álbum que a través del propio video explicado por Grohl. Esa admiración que siente por personajes inferiores y superiores a él, lo hacen cada vez mas real y más humano. Simplemente es el rockstar más brillante de esta época.

Como fan de Foo Fighters, este es mi orden de los álbumes que más me han gustado: ‘The Colour And The Shape’, ‘Wasting Lights’, ‘Foo Fighters y ‘There Is Nothing Left to Lose’. El resto, son discos de muy buenos singles, exceptuando el ‘Sonic Highways’, que es un disco espectacular, siempre y cuando hayas visto la serie que lo acompaña, si no la viste y escuchaste el álbum, obviamente te parecerá un disco random.

Volviendo a ‘Concrete and Gold’, me sorprende como Dave Grohl (con nueve álbumes en su haber) se las ingenia para mantener la banda en perfecto funcionamiento. Este LP es el ejemplo materializado de que con nuevas ideas,  los Foo logran mantener cosas interesantes.

¿Adiós a la musa?

Mucho los critican, pero siguen y seguirán llenando estadios y nosotros seguiremos pagando sus entradas cueste lo que cueste.

El rock ha tenido pocos embajadores como Dave Grohl, y más de veinte años después, sigue siendo imposible que no te guste o que no te atrevas a darle una nueva oportunidad a Foo Fighters. Como pasa con todos sus álbumes, siempre habrá sumas y restas, pero el resultado (a mi parecer) siempre es positivo. Al final de la novela, eso es lo que importa.

TRACKLIST:
01. T-Shirt
02. Run
03. Make It Right
04. The Sky is a Neighborhood
05. La Dee Da
06. Dirty Water
07. Arrows
08. Happy Ever After (Zero Hour)
09. Sunday Rain
10. The Line
11. Concrete and Gold

Escúchalo vía Spotify:

Veredicto | Review: 'Concrete and Gold' de Foo Fighters
  • 9/10
    Voz - 9/10
  • 10/10
    Instrumentación - 10/10
  • 8/10
    Originalidad - 8/10
  • 6/10
    Fluidez - 6/10
  • 10/10
    Producción - 10/10
  • 7/10
    Composición - 7/10
  • 6/10
    Portada del álbum - 6/10
8.0/10

BUENO

Si esperabas un álbum nivel 'Wasting Light', mejor espera par de años más. Por ahora, la mejor noticia es que tenemos Foo Fighters para rato.

Sending
User Rating 4.67 (3 votes)

Comments

comments

Scroll to top