.

Review: ‘Let’s Go Sunshine’ de The Kooks

Nos guste o no, The Kooks es una banda generacional. Sus canciones se han convertido en himnos de fiestas, festivales y viajes en el metro. Desde que anunciaron su regreso con ‘Let’s Go Sunshine’, su quinto álbum de estudio, no le perdimos la pista y ya lo escuchamos lo suficiente como para escribir un poco sobre la mencionada placa.

Los británicos comandados por Luke Pritchard, venían cocinando nueva música para su exigente fanaticada, ya que no habíamos tenido noticias de la banda desde el experimental ‘Listen’ del 2014. Cuatro años después, regresan con todos los átomos. Aparentemente.

The Kooks es una banda que tiene la particularidad de dominar su estilo como nadie; si bien tienen discos que no convergen entre sí, al final dan la impresión que son del mismo autor, de hecho parece que asumen con gusto y naturalidad la ausencia total de trascendencia real de su música. Así es como nace ese indie rock despreocupado y accesible que llevan tiempo creando y perfeccionando, desde que salieran a la superficie con el icónico ‘Inside In/Inside Out’ del año 2006, que por cierto, nunca han llegado a superar.

‘Let’s Go Sunshine’

La banda oriunda de Brighton lanza ahora un quinto álbum de 15 tracks, con el que demuestran confiar ciegamente en sus propias posibilidades. El resultado no varía mucho con respecto a trabajos previos de la banda. Lo que si resalta es la presencia sobresaliente del pop, género con el que la banda venía coqueteando desde sus inicios.

Algo bastante positivo de ‘Let’s Go Sunshine’, es la continuidad sonora y conceptual que mantiene la banda. Una cosa es cambiar tu estilo, tu música e incluso tus influencias, pero otra cosa muy diferente es cambiar tu concepto de banda. Luke Pritchard lo sabe perfectamente y lo sigue demostrando a lo largo de esta entrega.

En líneas generales, ‘Let’s Go Sunshine’ es un buen álbum y cumple, de hecho, supera las bajas expectativas que se tenían sobre él, ya que arroja experiencias de la vida real, problemas sociales reales y temas que los integrantes de la banda tuvieron que empezar a vivir para poder transmitirlos a través de sus canciones.

Sin embargo, no todo es bonito aquí. Durante la segunda mitad del disco, empiezan a aparecer los “baches” o temas flojos, por así decirlo, donde queda la sensación de que hay canciones de relleno y de que muy posiblemente la banda se quedó sin ideas. Y si, queda la sensación de que The Kooks pudo dar mucho más por sus fans, lanzando un disco espectacular, pero ya sabemos lo complicada que es esa misión, donde la mayoría fracasa en el intento.

Regresando a lo positivo, este trabajo es un triunfo de una banda que no tiene miedo de evolucionar su sonido, ni de nutrirse de otras influencias para no quedarse varados en el camino hacía el éxito. No queda dudas de que este disco ha consolidado el estatus de The Kooks como la banda del pop-rock británico moderno.

‘Let’s Go Sunshine’ es un álbum sólido, aunque no revolucionario. Está claro que The Kooks han tratado de desviarse de su sonido establecido de una manera que quizá no termina de convencer a sus fans de toda la vida (y es entendible), pero que a su vez, se valora el esfuerzo por mantenerse en el podio.

TRACKLIST:
01. Intro
02. Kids
03. All The Time
04. Believe
05. Fractured and Dazed
06. Chicken Bone
07. Four Leaf Clover
08. Tesco Disco
09. Honey Bee
10. Initials For Gainsbourg
11. Pamela
12. Picture Frame
13. Swing Low
14. Weight of the World
15. No Pressure

Escucha ‘Let’s Go Sunshine’ vía Spotify y recuerda ponerle nota a esta reseña.

Veredicto | ‘Let's Go Sunshine’ de The Kooks
  • 7.8/10
    Voz - 7.8/10
  • 7.0/10
    Instrumentación - 7.0/10
  • 5.1/10
    Fluidez - 5.1/10
  • 6/10
    Composición - 6/10
  • 6.3/10
    Producción - 6.3/10
  • 4/10
    Portada del álbum - 4/10
6.0/10

BUENO

Es un disco que roza el límite entre lo bueno y lo malo, pero que finalmente tiene atributos de valentía y amor propio que lo hacen escuchable.

Sending
User Rating 5 (2 votes)

Comments

comments

Scroll to top