.

Review: ‘DAMN.’ de Kendrick Lamar

Kendrick Lamar no se cansa de hacer discos para la posteridad. Para el mega anticipado cuarto disco de estudio, ‘DAMN’, el rapero más grande de su generación, cierra millones de bocas nuevamente al estilo más old school posible, donde critica la religión, la política, incluso el Photoshop en las celebridades.

Lamar siempre la tendrá difícil. Lograr que el sucesor de ‘To Pimp a Butterfly’, sea medianamente mejor o se le acerque. Es una tarea imposible para muchos y esa es la cuestión, Kendrick no crea discos para superar al anterior, él hace música para tocar fibras, con más concepto que otra cosa. Actualmente se encuentra en la cima del rap, y que esta posición no afecte su calidad artística es de admirar, independientemente de que seas neófito en el hip-hop o no. 

‘DAMN’

Para este disco, el nacido en Los Angeles se de desprende de gran parte de su fórmula del éxito (jazz y funk) como base de su sonido. A partir de este cambio, nace ’DAMN.’, con la premisa de volver a las propias raíces del rapero, pero con esencia contemporánea.

Aunque en apariencia sea menos concreto como obra conceptual, realmente ‘DAMN.’ no se aleja tanto del estilo narrativo de sus trabajos previos. De hecho, recurre nuevamente a lo íntimo y lo humano, con historias en primera persona, a sus debilidades más personales y a su particular manera de entender la espiritualidad, pero su objetivo siempre es el mismo: dejarnos una producción que podamos amar y odiar, pero no ignorar.

Musicalmente, ‘DAMN.’ es más compacto y concreto que ‘To Pimp a Butterfly’, ya que aquí no encontrarás interludios y prácticamente te lleva directo al grano, lo cual hará que su escucha sea más placentera para más gente.

Es otra demostración de por qué Lamar está donde está y una declaración de que quiere seguir ahí mucho tiempo. La trayectoria del de Compton ha sido intachable hasta el momento. Incluso su última publicación ‘Untitled Unmastered’ que estaba formada por descartes de ‘To Pimp a Buttterfly’ fue una obra más que aclamada por la crítica especializada.

‘DAMN.’ se debate entre la influencia del jazz, el G-funk, el trap, el R&B y hasta el rock, pero lo más llamativo de esta fusión (que te pasea por lo experimental y lo comercial de una manera muy natural), es lo mucho que se aproxima al pop. También es el disco más rap de la carrera de Lamar, de hecho, es el más centrado en las rimas y en las canciones. Su posicionamiento como el mejor MC del momento, sin ningún tipo de duda, es también el movimiento más inteligente a la hora de seguir a un disco tan grande como ‘To Pimp a Butterfly’ y todos los estragos que sigue causando.

En estos momentos, Kendrick no solo supera a otros artistas, sino que se supera a sí mismo. Aunque considerando que ‘DAMN.’ es un reflejo de lo que hoy consideramos globalmente “popular”, este disco va más allá de su género, es justo lo que el mundo del main y el under necesitan escuchar. Es una obra maestra indiscutible de rap, llena de ritmos súper producidos, donde la improvisación no existe, y donde las rimas e historias sin igual, son los verdaderos protagonistas.

Después de la locura que causa Kendrick Lamar tras cuatro discos, que se mueven por si solos y con vida propia, nos preguntamos: ¿Qué será lo siguiente?

TRACKLIST:
01. BLOOD.
02. DNA.
03. YAH.
04. ELEMENT.
05. FEEL.
06. LOYALTY. (feat. Rihanna)
07. PRIDE.
08. HUMBLE.
09. LUST.
10. LOVE.
11. XXX. (feat. U2)
12. FEAR.
13. GOD.
14. DUCKWORTH.

Escúchalo vía Spotify y déjanos tu puntuación sobre este review:

Veredicto | Review: ‘DAMN.’ de Kendrick Lamar
  • 8.7/10
    Voz - 8.7/10
  • 8.8/10
    Instrumentación - 8.8/10
  • 7.6/10
    Fluidez - 7.6/10
  • 9.0/10
    Composición - 9.0/10
  • 7.6/10
    Producción - 7.6/10
  • 5.9/10
    Portada del álbum - 5.9/10
7.9/10

EXCELENTE

Kendrick Lamar es el mejor MC de la actualidad y regresa con un disco más rap que nunca. Más no se le puede pedir. 'DAMN' es una joya indiscutible de la música de nuestros días.

Sending
User Rating 5 (2 votes)

Comments

comments

Scroll to top