.

Review: ‘First Flower’ de Molly Burch

En un pequeño pueblo al sur de Austin (Texas) la vocalista y cantautora Molly Burch se relaja en su soleada casa de campo. Con sus 27 años, disfruta la calma antes de la tormenta que empezará cuando su anticipado segundo disco, ‘First Flower’, se haga público. La nativa de Los Angeles encontró tranquilidad en las afueras de Texas, apreciando el tiempo en el porche y el cantar de las cigarras que la acompañan a la distancia.

Burch emergió en la escena musical en 2017 con su álbum debut ‘Please Be Mine’, una oda de diez temas al romance no correspondido, que escribió después de estudiar Vocal Performance de Jazz en la Universidad de Carolina del Norte en Asheville. ‘Please Be Mine’ ganó aclamaciones entre críticos por sus profundas, orgánicas vocales y sus letras a corazón abierto.

“Me sorprendí mucho con la cantidad de gente que se acercó a decirme que las letras les ayudaron con sus rupturas” dice Burch sobre ‘Please Be Mine’. “Me conmovió mucho, nunca lo espere. Estaba al tanto de que había gente escuchando mi música y teniendo una experiencia positiva con ella, por eso en este nuevo disco quise revelar mis propias dificultades con el miedo y la ansiedad”.

Después de un año de girar con ‘Please Be Mine’ por todo Estados Unidos, Europa y el Reino Unido, Burch regresó a Texas a descomprimirse. De repente se encontraba vacía de estimulación y con nada más que tiempo en sus manos.

“Tenía miedo de no poder escribir un gran segundo disco”, admite Burch. “Estaba en ese estado, pero tenia tanto tiempo que lentamente pude empezar a sacarme la música de adentro mío. Me obligaba a escribir todos los días, me puse en régimen. Una vez que tuve algunas canciones, encontré la confianza para seguir”.

El nacimiento de ‘First Flower’

Burch intercambió ideas con su compañero de banda y novio Dailey Toliver, quien contribuyó con las partes de guitarra y dio sugerencias de orquestación. Los huracanes los mantuvieron encerrados en la casa, donde tuvieron que empujarse a grabar demos y registrar la mayor cantidad de material posible. De a poco el álbum tomó forma y ‘First Flower’ se hizo real. Cuando llegó el tiempo de grabar, Burch viajó a Austin para trabajar con Erik Wofford en Cacophony Recorders.

‘First Flower’ es una caminata por los pensamientos mas íntimos de Burch. A diferencia de ‘Please Be Mine’, que se enfocaba en la contenciosa depresión del desamor, ‘First Flower’ explora amistades rotas, la relación de Burch su relación con su hermana y, sobre todo, sus luchas para combatir la ansiedad. Burch es una persona modesta, que habla con suavidad y mucho cuidado, que debe lidiar con el nerviosismo diariamente.

‘First Flower’ es incandescente, un hermoso disco sazonado con momentos de triunfo. La voz de Molly Burch es fuerte y nunca se mostró con tanta destreza, sacando a relucir su increíble rango y profesionalismo como vocalista. La canción que abre, “Candy”, es un hit divertido y coqueto, mientras “Wild” es un tema que lidia con dejar el miedo afuera. Obras como “Next To Me” y “Dangerous Place” examinan el fracaso y la distancia, y la canción que le da nombre al disco, “First Flower”, es Burch en su modo más clásico, una simple canción de amor que causa escalofríos cuando llega al coro. La verdadera distinguida del disco es “To The Boys”, una valiente y poderosa forma de decirle “fuck you” a la auto-depreciación enseñándose a amar todas esas cosas que alguna vez odió de sí misma. El disco termina con “Every Little Thing” una encantadora y oscura balada que suena como algo que Judy Garland podría haber cantado mientras ahogaba su dolor en pastillas y alcohol.

‘First Flower’ es un escenario sónico idóneo para que Molly Burch brille, tanto la composición como la producción del álbum estuvieron construidas cuidadosamente para complementarla y no opacarla.

TRACKLIST:
01. Candy
02. Wild
03. Dangerous Place
04. First Flower
05. Next to Me
06. Good Behavior
07. Without You
08. To the Boys
09. True Love
10. Nothing to Say
11. Every Little Thing

Dale una oportunidad a ‘First Flower’ vía Spotify y ponle nota a esta reseña.

Veredicto | ‘First Flower’ de Molly Burch
  • 8.1/10
    Voz - 8.1/10
  • 6.2/10
    Instrumentación - 6.2/10
  • 4.6/10
    Fluidez - 4.6/10
  • 6.6/10
    Composición - 6.6/10
  • 7.9/10
    Producción - 7.9/10
  • 5.7/10
    Portada del álbum - 5.7/10
6.5/10

BUENO

'First Flower' es un disco que por momentos cae en lo repetitivo, pero no deja de ser imponente y pegadizo. Es una placa que no puede faltar en tu playlist de nuevos descubrimientos.

Sending
User Rating 5 (1 vote)

Comments

comments

Scroll to top