.

Un show para enmarcar: La Vida Bohème en Santiago

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de ver nuevamente a una de las bandas más increíbles que ha parido el rock contemporáneo venezolano: La Vida Bohème. Acá les dejo la reseña sobre mi acercamiento a la banda en directo.

Ver bandas en vivo es una actividad que realizo muy frecuentemente. Algunas veces salgo decepcionado, otras veces no tanto. Pero sin dudas, ir a shows de bandas en directo, es determinante tanto para mi satisfacción personal, como para fortalecer mi criterio sobre la banda o artista.

Desde que vi por primera vez a La Vida Bohème, hace unos siete años atrás, supe que estaba presenciando una potencial propuesta de cara al futuro del rock venezolano en estado puro. Era una banda con gran álbum debut recién salido, con buenas propuestas audiovisuales para promocionar como singles y lo más importante, un show en vivo como ninguna otra banda venezolana lo hacía en ese momento. Creo que eso no ha cambiado en lo absoluto.

Desde que me enteré que vendrían a Santiago, se me hizo imposible no involucrarme, en parte por ese patriotismo extraño que sentimos todos los que somos adoptados en tierras ajenas y por otra parte pensé que es La Vida Bohème, lógicamente hay que verlos.

Esta vez, no solo fui como media partner del evento (como suelo hacer a través de este medio), sino que me involucré como un fanático más y procuré capturar esos momentos que un fotógrafo o corresponsal de eventos suele evitar por términos de comodidad y/o ética de trabajo. Así es. Hice tomas desde la perspectiva de un espectador más y el resultado me encantó.

Cuando el show como tal dio inicio, el lugar estaba completamente lleno. No sé exactamente cuantas personas habían, pero no cualquier banda logra el sold out en Club Subterráneo de Santiago. Bueno, La Vida Bohème lo logró a semanas de la fecha y el ambiente estaba mejor imposible: El público en llamas, la banda entrando al escenario, las luces apagadas. Se venía una gran noche y todos los presentes podíamos sentir ese feeling de alguna u otra manera.

De Radio Capital a Nicaragua

Iniciaron con “Radio Capital”, la mejor canción posible para abrir. Es el tema que puso a este cuarteto en el mapa y con el que empezó la historia de esta banda, masivamente hablando. El público enloqueció y de verdad, el resto es historia. Entre los temas que mejor se vieron, se encuentran “Radio Capital”, “Você”, “La vida mejor”, “El sentimiento ha muerto”, “Flamingo”, “El Zar”, “Buen salvaje” y el tema no planificado para el setlist, pero que por insistencia del público quedó para la posteridad: “Nicaragua”. Gritaron cada línea de esta canción. Fue realmente sorprendente.

¡Maduro coño’e madre!

Desde el día uno, La Vida Bohème ha mostrado su rechazo al gobierno de Nicolás Maduro y las letras de sus canciones (en su mayoría) son una protesta social, no solo al gobierno del dictador venezolano, sino a la tiranía en Latinoamérica. Por ello es muy común que durante sus presentaciones exista algún mensaje de la banda hacía el público, enfatizando su rechazo a este tipo de realidades. Fue demasiado bueno ver a tantos venezolanos gritar “¡Maduro coño’e madre!” a una sola voz. Sentí que de alguna manera sirvió para drenar tanta rabia, impotencia y otras sensaciones de repudio que vivimos los venezolanos, en especial los expatriados. Definitivamente fue una presentación para enmarcar.

FOTOS:

Dale un vistazo a todos los momentos que capturé haciendo clic acá.

Comments

comments

2 comments

  1. Ronald dice:

    Increíble concierto e increíble reseña no la pudisteis escribir mejor, buena esa man.

  2. Musicólogos dice:

    ¡Gracias por tus comentarios! Nos pillamos en los próximos conciertos. 🤘

Comments are closed.

Scroll to top