.

‘RAM’ de Paul y Linda McCartney: Medio siglo de genialidad absoluta

Paul McCartney no solamente fue una de las mentes maestras detrás de la música de The Beatles, sino que en realidad, fue el miembro más creativo de los cuatro fabulosos. Sin embargo, tras la disolución de la banda en 1970, junto a su esposa Linda Eastman trabajó en una obra maestra que buscaba la ambición detrás de la simpleza.

Cada miembro del cuarteto de Liverpool emprendió un camino por separado tras su disolución como banda en 1969, y como muy bien dijo John Lennon en su momento, el sueño se había terminado.

Distintos quiebres económicos vinculados al sello creado por la misma banda, Apple Records, agravaron estos problemas considerablemente, siendo Allen Klein (gerente de la compañía y entonces representante del grupo) el principal culpable, cosa que McCartney señaló desde un principio a pesar de la duda de sus compañeros.

Al mismo tiempo de anunciar la separación del cuarteto en una auto-entrevista, Paul había editado su primer disco solista McCartney en abril de 1970, en el cual tocó todos los instrumentos por su cuenta, llevando a cabo un álbum rudimentario musicalmente y líricamente honesto en el que encontramos a un ex-Beatle despojado de la fama, retirado junto a su familia en una granja en Escocia y sumido en un alcoholismo por medio del cual intentaba superar su depresión post-Beatles.

Sin embargo, a través de la libertad que le otorgaba su recién adoptada vida rural, Paul encontró una inspiración renovada gracias a un ambiente menos hostil en el cual escribió música de una forma mucho más distinta, en contraste con su agitada vida como celebridad en Londres.

Ya hacia fines de aquel fatídico 1970, los McCartney viajan hasta Nueva York en busca de músicos de sesión con los que Paul iba a llevar a cabo su siguiente paso como solista, invitando a su esposa Linda a formar parte del proyecto. Para las audiciones, alquilaron un inmueble en la ciudad para dar con los perfectos candidatos como lo fueron el guitarrista David Spinozza, Hugh McCracken y el baterista Denny Seiwell.

Poco después del drama detrás de la separación de The Beatles, Macca escapa con su familia hasta una granja en Escocia que había comprado años atrás.

Si bien, la tensión durante este momento en la vida de Paul ya era muy evidente, sobretodo cuando él mismo presentó una demanda en contra de sus propios ex-compañeros con tal de romper relaciones con las empresas vinculadas a la banda (manejadas por Allen Klein). Lamentablemente este hecho quebrantó aún más la (poca) amistad que quedaba entre ellos durante ese entonces, en especial con Lennon, ocasionando distintos cruces de ego en el camino.

Mientras tanto -y en medio de las grabaciones de su disco- Paul McCartney se instaló con los músicos reclutados en el CBS Studios y en los A&R Studios desde fines de 1970 hasta comienzos de 1971 para construir un álbum en el cual su mujer Linda no sólo aporta en los coros, sino que se convertiría en parte integral de la esencia de este trabajo que es considerado hoy en día como una obra adelantada a su época.

Según Paul, mientras él y Linda viajaban por Escocia en carretera, ella le decía que podía ver su cerebro trabajar mientras éste concebía ideas para canciones.

Contando a su vez con la Orquesta Filarmónica de Nueva York para aportar en algunos temas a lo largo y ancho del álbum, éste suponía sin duda alguna un proyecto provechoso para McCartney en muchos sentidos, grabando suficientes canciones como para reservar para posteriores trabajos y supervisando una versión instrumental de este disco editada como Thrillington en 1977 bajo el alias de Percy «Thrills» Thrillington.

Estamos hablando de un álbum de bajo perfil musical pero con la audacia suficiente como para combinar distintos géneros musicales como el rock, el folk e incluso el country de una forma experimental y abstracta por medio de la cual Paul McCartney intentaba encontrarse a sí mismo como músico.

Macca concibió el repertorio de temas de este disco como un reflejo de su estilo de vida por aquel entonces. La mitad de estos fueron co-escritos junto a Linda.

Too Many People: Una canción musicalmente asombrosa con un calmo comienzo en tono acústico hasta dirigirse hacia un ritmo más roquero, respaldado por los coros sublimes de Linda. En la parte lírica, sin embargo, ha sido considerada desde su lanzamiento como una crítica mordaz hacia sus ex-compañeros de The Beatles, siendo John Lennon quien más se sintiera amenazado.

Three Legs: ¿Un perro que tiene tres patas? Bueno, es evidente la relación con respecto al resto del cuarteto de Liverpool al analizarla desde el punto de vista lírico. Pero desde el lado musical es realmente una canción con aires country que supone otro excelente tema dentro del álbum y uno de los más interesantes.

Ram On: Poseedora de un comienzo en falso que nada tiene que ver con lo que le sigue después, derivando hasta un sonido predominado por el ukelele que le otorga una simplicidad infecciosa.

Dear Boy: Este tema predominado por el piano eléctrico es sin duda uno de los más melódicos al estar inspirado en las armonías de los Beach Boys junto con unos arreglos de cuerda exquisitos. En cuanto a la letra, McCartney declaró que fue escrita en torno al desaprovecho por parte del ex marido de Linda con ésta. Muy a pesar de ello, fue otra canción que Lennon sintió como ataque hacia su persona.

Uncle Albert/Admiral Halsey: Estamos ante la gran canción del LP, la cual cuenta con una producción muy propia de una auténtica obra maestra. Es musicalmente una yuxtaposición de dos ritmos muy distintos, comenzando como una melodía melancólica que tras pasados los primeros minutos adopta otra postura… Ahora, un corno francés da avance a una parte mucho más entretenida del tema con unos coros de Linda muy protagónicos. Supuso el primer no.1 de McCartney en el Billboard Hot 100 tras la ruptura de The Beatles.

Smile Away: El corte más roquero y acelerado del álbum, en el cual escuchamos a Paul pasándosela en grande con el resto de los músicos y contando con unos coros de Linda que van muy acorde con la exuberante melodía.

Heart Of The Country: El más acústico y bucólico tema de este trabajo, una canción simple en cuanto a lo musical, pero cuya simpleza es lo que la distingue con respecto a sus pares gracias a un sonido predominado por la guitarra (afinada una octava más aguda) y junto a un bajo completando la falta de instrumentos en esta pieza. En su letra vemos como se nos relata la vida pastoral que McCartney adoptó en ese entonces junto a Linda y los niños.

Monkberry Moon Delight: Esta canción es probablemente la más experimental si nos ponemos a analizar su musicalidad, ya que no se puede determinar exactamente a que género estamos expuestos, por lo cual supone todo un experimento en el cual Paul canta a un compás mucho más visceral que de costumbre, apoyado por una gran banda de acompañamiento, los coros de Linda y de su hija Heather.

Eat At Home: Siguiendo la senda marcada por Smile Away, este supone también un corte roquero y acelerado en clave country rock que dota cierta distinción dentro del LP al tratarse de la pieza más influenciada por Buddy Holly.

Long Haired Lady: Una canción realmente psicodélica en el contexto musical, la cual empieza con un ritmo notablemente melancólico dominado por los coros de Linda. Ya pasados unos tres minutos, surge un ligero cambio de ritmo orquestal que da paso a un mayor protagonismo de la señora McCartney de ahí en adelante.

Ram On (Reprise): Es, como lo indica el título, una vuelta del ya mencionado tercer surco, a pesar de que más bien estamos ante lo que parece ser la parte final de lo que escuchábamos previamente en Ram On.

The Back Seat Of My Car: Una balada de tintes épicos que destaca por encima del resto gracias a un rango vocal impecable por parte de Macca y a su vez, debido a una instrumentación muy bien calculada con la ejecución de unos rigurosos músicos de sesión y arreglos de orquesta musicalmente excepcionales.

Another Day (Bonus Track): Uno de los singles que no formó parte del álbum estándar, pero que entró fácilmente en el 5to puesto en las listas de E.E.U.U. Es sin dudas una de las más famosas baladas de Paul, sin embargo, no es considerablemente un tema lento, ya que contiene un ritmo muy infeccioso en el cual Linda presta su voz en los coros para así otorgar todo un clásico.

Oh Woman, Oh Why (Bonus Track): Otra de mis canciones favoritas y realmente una muy infravalorada composición que fue relegada como rareza al no editarse en un álbum de estudio. Este supone un corte oscuro con aires de blues en cuyo final se perciben unos disparos ejecutados por el propio McCartney en el estudio, para aludir al tópico ácido de la letra.

Paul y Linda apostaron por el título de «Ram»el cual describe al carnero varón, y cuyo verbo «Ramming» asigna al empujar hacia adelante con fuerza. Su lanzamiento marcaría el comienzo de una época de mayor felicidad para Macca.

RAM (Apple Records) salió el 17 de mayo de 1971, el cual, a pesar de tratarse de uno de los trabajos más redondos de McCartney hasta la fecha, fue recibido tibiamente en su momento. Sin embargo, con el pasar de los años, la cosa se ha visto más a su favor, ya que la prensa y los fans lo han re-evaluado para catalogarlo como el trabajo más singular de la carrera de Paul McCartney. En el ámbito comercial por otra parte, fue un gran éxito de ventas, convirtiéndose en el segundo LP de Paul en llegar al no.1 en el UK Album Charts y al Billboard 200 entrando en el no.2.

RAM es un documento musical de una nueva dirección en la vida de Paul McCartney, un músico con envidiables dotes para concebir melodías que lo hicieron el gran responsable del origen de un género tan común hoy en día como lo es el Indie Pop.


REDACCIÓN: Miguel Quero

Comments

comments

Scroll to top